COVID 19: DIGITALIZACIÓN VS IMPROVISACIÓN

Alemania tiene casi el mismo número de infectados que España, pero mientras a día de hoy, 24 de marzo, nuestro país cuenta con 2.017 muertos, Alemania registra 119 fallecidos. ¿Por qué? Por la previsión ante la llegada de la alarma, que estaba al acceso de todos países al mismo tiempo. Unos hicieron caso, como Alemania, que empezó a ocuparse de la crisis el 6 de enero y centralizó su esfuerzo en la investigación y contraste de datos, con expertos de todo el mundo.

Mientras, en la capital de España hacen falta 14 millones de mascarillas, a día de hoy, según los informativos de las cadenas nacionales, en el país germano están cubiertos porque se invirtieron millones de euros para hacer acopio del material para luchar contra la pandemia.

Estudiaron, trazaron estrategias y se rodearon de los mejores tecnócratas para hacer los deberes, como responsables de la salud de los alemanes. El Gobierno alemán preparó con anticipación hospitales y mandó hacer unos 160.000 test semanales a los ciudadanos, con lo que pudieron poner medidas con los infectados aún leves o asintomáticos.

Ahora nuestro Gobierno está improvisando y va a remolque de los acontecimientos.

MIRAR AL FUTURO

Aunque el presente es lamentable, pues son muchas las personas que están sufriendo de alguna u otra forma, debemos mirar al futuro. En España, poseemos una de las mejores redes digitales de Europa, con cobertura de banda ancha para todo el territorio nacional. Esto supone que prácticamente el acceso a las TIC (Tecnología, Información y Comunicación) está bastante parejo entre el ámbito rural y las grandes urbes.

Existen varios problemas; por una parte, la despoblación de la España vacía y por otra, la concentración de ciudadanos en las grandes capitales que, en situaciones de pandemia son focos de concentración de enfermos.  Habrá un antes y un después de la enfermedad por el COVID 19. Preparémonos para el futuro.

Por esta razón, el Gobierno debería trabajar en la verdadera rentabilidad de la digitalización de las empresas, de los autónomos, de la administración, de la Educación, de la Sanidad, ya que poseemos las bases para promover riqueza desde la red digital española. Esta nos permite potenciar tanto el teletrabajo como la repoblación territorial. La crisis económica que se avecina va a ser global. Nos va a afectar a todos por igual. Por ello, nos recuperaremos antes si aprovechamos nuestra riqueza digital, dejando atrás la mentalidad del siglo XX.

Sara Dobarro

Periodista y Neurocientífica

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =

Top